viernes, 2 de marzo de 2012

LA FORTALEZA DE XIVERT/CHIVERT

GENTES, COSTUMBRES, TRADICIONES, HISTORIAS, PATRIMONIOS Y PAISAJES DE TIERRAS CASTELLONENSES:
JUAN E. PRADES BEL
EL CASTILLO DE XIVERT
JUAN EMILIO PRADES BEL
Al visitante que por primera vez se encuentre ante la presencia del castillo de Xivert le  se estremecera admirando la solemne panorámica de esta magnifica fortaleza, impacta la visión de como emerge de la tierra, dando sobriedad al entorno del que se desprende en ciertos días un aura misteriosa que queda retenida en la memoría . El castillo de Xivert es un castillo de los denominados montanos ubicado a 400 metros de altitud, y todavía conserva un gran aspecto de fortaleza y su apariencia perfilada domina y copa las vistas del territorio, fue construido en la vertiente sudoeste sobre un espolón de montaña de la sierra de Irta, dominando la Foia de Alcalà . El castillo está en ruinas, pero aún conserva su planimetria y su sólida estructura arquitectónica original construida en varios periodos. La fundación del castillo de Alcalá de Xivert es de origen islámico, pero en su mayor parte la construcción visible es adscribible a la Orden del Temple y a la Orden de Montesa del periodo cristiano.
   Existíeron con anterioridad asentamientos humanos durante la Edad del Bronce dentro del recinto del castillo, como demostraron las excavaciones arqueológicas la existencia de construcciones de la edad del bronce en el mismo lugar existentes por debajo de  varios niveles estratigráficos de donde fue construida la capilla templaria.  Los íberos y los romanos se establecieron también en este territorio (Histra). Los árabes en cuando ocuparon estas tierras tras la invasión de Hispania, se establecieron y fueron ampliando la fortaleza que tenía como centro el Alcázar (el emplazamiento militar), y el Albacar poblado amurallado adosado al castillo, que albergaba a población civil residente , el Albacar era también referencia como lugar de refugio en épocas de contiendas o amenazas armadas, destinado a albergar a los súbditos de la numerosa población dispersa que vivía por los alrededores, así como redil para cobijar a recaudo sus ganados y rebaños . El castillo de Xivert fue conquistado por el ejército cristiano de reconquista del rey Jaime I en el año 1234, poco después de que Peñíscola fuera conquistada a las huestes musulmanas. La fortaleza de Xivert fue donada a la orden del Temple, que amplió el recinto amurallado y construyó las dos torres circulares unidas por el tramo de muralla. Los templarios utilizaron para la construcción piedras de sillería, pero respetaron los sólidos muros de tapial levantados anteriormente por los árabes, a los que se deben también las torres en forma de cubo. En torno al castillo se creó un núcleo amurallado en el que vivía la población árabe, hasta que fue expulsada en el año 1609, cuando se ordenó que los moriscos abandonaran el territorio español. En el conjunto arquitectónico de la fortaleza de Xivert se puede ver el foso, la muralla del sureste, la torre de Mitjorn, la necrópolis, el aljibe islámico, el solar de la mezquita, la muralla suroeste, la torre de Ponent, el camino de ronda, la torre de Mestral, la torre de Tramuntana y, en el recinto superior, el aljibe templario, la torre sur, la capilla templaria, las torres gemelas de los Templarios, el camino de ronda, la muralla del sureste, la porta de la Vila, la puerta de Albacar y los edificios del antiguo poblado islámico de Xivert.

No hay comentarios:

Publicar un comentario